Contacta +34 91 0 09 94 29

El microblog, una alternativa al blog educativo

El microblog, una alternativa al blog educativo
Víctor Arenas

De manera habitual, los centros educativos utilizan las redes sociales y las webs institucionales para informar a alumnos y familias sobre servicios, noticias y facilitar algunos trámites a través de espacios dedicados a tal fin. Sin embargo, por aquello de la digitalización, la interactividad con la comunidad educativa y la gestión del tiempo, el responsable de redes  de los centros educativos —el conocido como community manager— utiliza estos canales para trasladar información, de manera principal,  en diferentes formatos, tanto escritos como audiovisuales. En ocasiones, estos profesionales se complementan con los chatbots o asistentes virtuales.

La gran cantidad de contenidos que alberga hoy Internet imposibilita que algunos sean visibles, además, los usuarios van prefiriendo aquellos que son más asequibles en cuanto a tiempo de atención (economía de la atención).

En una sociedad donde se impone la inmediatez, los centros educativos deberían tener presente, e incorporar a sus acciones comunicativas, la idea de microblog o servicio de microblogging que, en definitiva, sintetiza la información en un espacio digital atractivo e intuitivo para los usuarios.

Se puede decir que el rey de los microblogs, hasta el momento, ha sido Twitter. Conocido por todos, la red social que limita el número de caracteres a 140 y que a su vez permite realizar otras funciones como añadir fotografías, video, gif animados, publicar encuestas o, incluso, llevar a cabo una transmisión en directo a través de Periscope, cuenta con un gran número de usuarios y perfiles oficiales de centros educativos. Quizá lo más atractivo de Twitter es la capacidad que tiene de contribuir a la comunidad digital, facilitando el contacto y la interacción entre personas e instituciones.

No obstante, a lo largo del tiempo han aparecido otros espacios, redes sociales y servicios digitales, con características propias, que han cautivado a un gran número de internautas, principalmente, por la posibilidad de generar y recibir contenidos instantáneos y de fácil asimilación.

En SchoolMarket queremos que tengas en cuenta una serie alternativas a Twitter con las que tu centro educativo pueda generar, entre otras cosas, píldoras de conocimiento, estructurar los contenidos según el formato, pero, sobre todo, contribuir a la generación de marca de una forma fácil y asequible.

Espacios para iniciar un microblog

Medium

Es la red social que más ha crecido en los últimos años, principalmente, porque se centra en el contenido que van desarrollando los usuarios y no cuenta con publicidad de ningún tipo. Con una estética limpia que invita a la sencillez, Medium solo requiere de una foto para el perfil y otra para la cabecera. A partir de aquí se puede empezar a leer las historias del resto de usuarios con la ayuda de los tags o etiquetas por temáticas; si se desea comenzar a escribir se puede emplear el editor que también es muy sencillo e intuitivo: título, cuerpo y una imagen para la cabecera, además de incorporar enlaces a otras páginas, como la web del centro educativo, u otras redes sociales donde la información que se ha publicado en Medium se ofrece de forma detallada y en profundidad.

Instagram

Es considerado un espacio también dedicado al microblog aunque destaca de manera principal por albergar imágenes. Es ideal para centros educativos que quieren reunir en un mismo espacio todas las imágenes, incluso pequeños vídeos, que se producen de manera cotidianas: cursos, espectáculos, viajes al extranjero, congresos, ponencias y todo aquello que se quiera almacenar de una forma más visual. Instagram es la red social de moda y ofrece un gran alcance e impacto al utilizar los hashtags o etiquetas permitidas por la red social (hasta un máximo de 30). La posibilidad de editar los elementos básicos de una foto, además de la facilidad de agregar filtros, contribuye a que desde el centro se puedan seguir las recomendaciones del marketing visual para que las fotografías que componen el perfil vayan en consonacia con los valores y los mensajes que se quieren transmitir desde el centro. Esto no es todo, porque con los stories es posible aumentar las funcionalidades que ofrece Instagram a los centros educativos: directos, pequeños videos que resumen momentos interesantes de algún acto, pósteres utilizando gifs, música y diferentes tipologías de letra… la imaginación, en esta ocasión, nos abre un abanico muy amplio de oportunidades comunicativas.

Tumblr

También es otro espacio para el microblog con una interfaz muy parecida a Twitter, aunque no limita la extensión del texto. Se puede decir que se diferencia del resto porque a la hora de interactuar con el resto de usuarios es posible incorporar texto acompañado de imágenes o gifs animados. Tumblr da la posibilidad de realizar publicaciones programadas, factor que contribuye especialmente a la gestión del tiempo del responsable de las redes sociales de un centro educativo que tiene que trabajar en diferentes espacios al mismo tiempo.

Vine

Si el centro educativo al que queremos dedicar un microblog produce un gran número de vídeos, la red social ideal, en este caso, sería Vine. Principalmente porque el único formato que se puede utilizar es el audiovisual, dando la posibilidad de crear, editar y compartir vídeos de manera muy parecida a cómo se hace en la red social de video por excelencia, YouTube. Eso sí, no se debe olvidar que son microvideos y que la duración no puede superar los 6 segundos. ¿Qué podrías publicar en ese tiempo tan limitado? Muchos usuarios de este espacio dedicado al microblogging aprovechan al máximo este límite para que sus vídeos sean originales al mismo tiempo que genuinos.

Dadas las posibilidades existentes, las personas encargadas de gestionar los blogs y las redes sociales de los centros educativos tienen que sopesar cuál sería la red o redes dedicadas al microblog que más les interesarían poseer para potenciar la presencia del centro educativo en el ciberespacio. Debido a que muchas de las redes sociales más conocidas ofrecen las mismas herramientas, hay que tener presente qué elemento se puede destacar o para qué se podría emplear un microblog, pudiendo encontrar un motivo que resulte realmente atractivo e interesante, tanto para el centro como para los usuarios de estos espacios virtuales.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.