Contacta +34 91 0 09 94 29

Huerto urbano ecológico en el centro de Madrid

Huerto urbano ecológico en el centro de Madrid
SchoolMarket

La escuela infantil Los Pinos, ubicada en el barrio de Fuente del Berro, dispone de un huerto urbano ecológico donde los niños aprenden valores relacionados con el medio ambiente y el consumo de productos sanos y saludables. Gracias a esta propuesta, entre otras, realizada por SchoolMarket en el trabajo de consultoría de marketing llevado a cabo para esta escuela infantil, desde el pasado mes de abril, la escuela ha puesto en marcha esta iniciativa ecológica y pedagógica que ha sido muy bien acogida por los niños y sus familias. En el huerto urbano, con la ayuda de sus profesores, los pequeños plantan fresas, lechugas, remolachas, rábanos, ajos, cebollas, tomates y puerros que en el momento de estar maduros sirven para la elaboración de las propias comidas en la cocina del centro y para que se familiaricen con los distintos tipos de hortalizas. Con el huerto urbano ecológico, además, se persiguen los siguientes objetivos pedagógicos:
•    Fomentar hábitos alimenticios saludables.
•    Introducirles en la cultura agrícola.
•    Introducir el concepto de responsabilidad social como consumidores de alimentos: productos de proximidad, de temporada, elaborados con respeto por el medio ambiente.
•    Difundir los productos ecológicos, de calidad y destacados de la zona.
•    Fomentar el respeto por la tierra y por la vida.
•    Apreciar la cultura gastronómica tradicional.
•    Familiarizarse con el trabajo en grupo.
•    Desarrollar el sentido de la implicación, responsabilidad y compromiso en la gestión del huerto.

12524394_1141288549249790_3816995641472024041_n Huerto-urbano Huerto urbano 1
La iniciativa está en línea con la apuesta por el medioambiente de la escuela, por la propia ubicación de la misma, junto al parque de la Fuente del Berro; y por disponer de un patio de 530 metros cuadrados rodeado de pinos y árboles de otras especies, un espacio privilegiado en el distrito de Salamanca.

Para Nuria Rodríguez, directora de la escuela, “los niños están encantados al ver, día a día, como crecen las plantas y sus frutos, y están deseando que llegue el momento de recolección para llevárselas a la boca. Las familias lo han acogido con gran entusiasmo, también, al verlo como una forma de fomentar la comida sana y el respeto por la ecología”.